Los 5 errores típicos en la implementación de BIM

Riesgo estrategia implemetación BIM

Cualquier empresa que decida apostar por evolucionar y adaptarse a las nuevas tecnologías, tendrá que atravesar la fase de implementación de las metodologías BIM, donde es muy común caer en ciertos errores que hay que aprender a evitar. Para ello, debe haber realizado unos pasos previos como formación o un plan de ruta. Desde Bloquetech identificamos 5 errores en la implantación de BIM muy comunes, que te contamos a continuación:

1- NO HAY UN OBJETIVO Y METAS CLARAS

Tal y como hacemos cuando vamos a realizar un viaje, es necesario saber en rasgos generales a dónde quieres ir, qué quieres hacer, visitar, comer… Por ejemplo, visitar la torre Eiffel cuando vas a París por primera vez.

De igual manera, el embarcarse en el proceso de BIM es fundamental establecer cuáles son los objetivos que se quieren conseguir a grandes rasgos, en qué periodo de tiempo y que aspectos específicos hay que cumplir. El riesgo de no hacerlo, es crear unas expectativas que no se van a cumplir, realizar cambios constantemente, frustrarse y desistir en realizar el cambio (perdiendo así los recursos invertidos)

A modo de guía, lo más recomendable es establecer los siguientes puntos como elementos y definir más particularmente en cada caso.

  • Fase de Análisis
    • Análisis de la organización
    • Plan de formación
    • Selección de proyecto piloto
    • Establecer hitos a corto y medio plazo
    • Definición de roles/perfiles tras la implementación.
  • Fase de preparación
    • Formación de técnicos
    • Transición a perfiles laborales BIM
    • Creación de plantillas y biblioteca
    • Definición de procesos y BEP
    • Reestructuración tecnológica
  • Fase de Implementación
    • Desarrollo de proyecto piloto
    • Monitorización
    • Análisis de resultados
    • Definición de objetivos a largo plazo

2- NO SE HAN INVERTIDO LOS RECURSOS NECESARIOS

Es importante reconocer y asimilar, que existe un necesidad de realizar una inversión importante en recursos, para hacer uso de las metodologías BIM. La inversión puede ser en tiempo, dinero o en esfuerzo. Todo dependerá en cada caso particular de que recursos son necesarios invertir. No es lo mismo, una empresa que fabrica sanitarios para el baño que un estudio unipersonal dedicado a reformas de viviendas. 

Dicho coste se puede estimar por adelantado al haber realizado la fase de análisis que comentábamos anteriormente. La clave para no fallar en la implementación, es dedicar los recursos que se consideran necesarios para realizar el cambio. La ventajas que ofrece el BIM a medio y largo plazo, superan con muchísimas creces la inversión a realizar en el proceso de cambio.

3- LOS USUARIOS NO TIENEN LA FORMACIÓN NECESARIA

Una vez, realizada en la fase de análisis, un estudio sobre el nivel de formación de BIM (puede ser nulo) de los futuros usuarios/técnicos, es fundamental realizar un plan de formación y formar a dichos usuarios para que sean capaces no solo de utilizar la herramienta sino que puedan aprender y mejorar por ellos solos en un futuro. Por ejemplo, mejorando la biblioteca de familias o desarrollando aplicaciones para mejorar la productividad.

Por ello, en el plan de formación, es crítico conocer cuál es el conocimiento a nivel de la empresa sobre la metodología BIM. A su vez, conocer el nivel de conocimientos y experiencia en BIM de cada uno de los miembros y si podrían ser capaces de asumir en un futuro, roles específicos dentro de la empresa como podría ser un BIM Manager si fuese necesario.

4- NO SE HA CREADO UN BIBLIOTECA ESPECÍFICA

BIM lleva varios años en auge a nivel mundial, ello ha creado una gran cantidad de contenido online disponible. Desde tutoriales a bibliotecas de familias. Puede resultar una tentación, el descargar familias y componer la biblioteca de esas familias. Se corre un riesgo importante el hacerlo así, que a grandes rasgos, los podemos resumir en lo siguiente:

  • La biblioteca no es consistente. Cada familia, se ha creado para empresas diferentes, con diferentes estándares y sin unas direcciones en común.
  • Cada familia tiene parámetros diferentes. Esto continua el punto anterior, con el problema añadido que añade parámetros a nuestro proyecto y nos dificulta el proceso posterior de extraer información.
  • Las familias, traen información innecesaria de proveedores u otras empresas.
  • Cada familia, funciona diferente. Esto hace que sea más complicado modificarlos.

Por ello, lo más recomendable es crear un biblioteca específica para la empresa. Eso conlleva una inversión en tiempo y recursos pero que resulta necesaria y práctica a largo plazo.

 

5- HACER TODO MÁS COMPLICADO DE LO NECESARIO

Una vez que nos adentramos en el BIM, empezamos a descubrir sus ventajas y queremos abarcar más y más. Para ello, muchos BIM managers y técnicos pierden el norte y se adentran en un laberinto de parámetros, filtros, etc. 

Es esencial siempre pensar en los técnicos que van a desarrollar el proyecto. Es posible que muchos de ellos no tengan un nivel avanzado que puede tener un BIM manager. Por eso, en necesario reducir el nivel de complejidad. Por ejemplo, un sistema de mobiliario que se compone de 30 piezas, cada una con 100 parámetros y que es necesario operarlo con un script de Dynamo.

Cuanto más sencillo, siempre que cumpla su función y sea coherente, mejor. Ello, reducirá el mantenimiento de las familias, será más sencillo y rápido desarrollar un proyecto, etc.

 

Alberto Figueroa

Equipo BIM de Bloquetech

Ver más noticias

Contacto

C/Coso nº33 3º, Oficinas E-F

50003 Zaragoza

T: +34 976 15 80 49